Psicología inversa ¿Sabes aplicarla?

Posted on Posted in Uncategorized

¿Te has parado a pensar que es realmente la psicología inversa? ¿Alguna vez te has encontrado en la situación de decir y/o proponer algo a una determinada persona, y que ésta persona haga exactamente lo contrario de lo que le habías indicado? ¿Y ni siquiera se ha percatado de ello? ¿Es posible que indirectamente la estabas forzando que eligiera la acción contraria de tus indicaciones? Si es así, esto es lo que los psicólogos llamamos psicología inversa. Es una reacción emocional en contradicción directa a reglas o parámetros marcados, que amenazan o suprimen ciertas libertades en la conducta personal. Puede presentarse cuando alguien es fuertemente presionado para aceptar o actuar a través de un determinado punto de vista o regla estricta. Es una respuesta innata de la amenaza a su libertad de conducta.

 

psychology-generic

¿Que es realmente la psicología inversa?

Hablando de psicología inversa nos referimos a una técnica conductista, descrita y explicada por primera vez por el psiquiatra, neurólogo y también escritor Víctor Frankl. En el año 1946 Víctor Emil Frankl de origen austriaco, publica el libro ‘’El hombre en busca de un sentido’’. Años más tarde redactado en su segundo tomo por el profesor Gordon Allport (1961). Este segundo tomo, rápidamente capta la atención de un gran número de personas y se convierte en poco tiempo en un libro muy relevante para la psicología.
‘’El hombre en busca de un sentido’’ relata la experiencia personal de su autor en los campos de concentración Alemana, desde un punto de vista muy personal. Empieza hablando de los traslados ‘’al otro campo’’, aunque claramente se sabía que eran las cámaras de gas. Siguiendo con la apatía, una especie de muerte emocional y terminando con un intento de análisis de la psicología del prisionero liberado. Todo esto descrito y relatado en tres fases.

Como he detallado antes, la psicología inversa ocurre en respuesta a una amenaza a la libertad de la conducta percibida. La libertad que puede tener alguien de elegir cómo y cuándo conducir su propia conducta, el grado en que uno es consciente de esa libertad, al igual que su propia capacidad para determinar conductas necesarias para la satisfacción de esa libertad.
La misma no puede entenderse sin la ‘’intención paradójica’’, como lo llamó su desarrollador. Esta técnica se basa prácticamente en tratar que la persona decidiera hacer algo que, en principio no estaba dispuesto a hacer por si mismo, y acabar efectuando, sin ningún tipo de coacción, fuerza o amenaza.

*No pienses en un elefante rosa!
*Ahora, ¿En qué estás pensando?
*Probablemente en un elefante rosa!
Ejemplo

Volviendo al análisis de Víctor Frankl, él como profesional del sector usaba la técnica de psicología inversa para tratar a pacientes que tenían tendencias suicidas. Para ello, llegaba a preguntar directamente al cliente: ¿Y usted por que no se suicida? Ante la pregunta tan incomoda, los pacientes reaccionaban de forma casi violenta, empezando a numerar razones de por qué no lo hacían (ejemplo del tema que estamos tratando).

 

victor frankl  Victor Frankl – El hombre en busca de sentido ¡Lectura Recomendable!

 

¿A qué se debe este comportamiento contrapuesto?
Como bien hemos dicho antes, la psicología inversa se basa en una característica de nuestra mente, de reaccionar mal ante las imposiciones y/o prohibiciones. Por lo cual, al ofrecerle claramente a alguien que haga algo con lo que no esta desacuerdo, tienes que tratar de imponerle que haga justo lo contrario.

¿Cómo se ha de usar correctamente la psicología inversa? Métodos y técnicas.

Para aplicar este tipo de psicología con mayor exactitud, básicamente debemos optar por tomar la dirección opuesta a lo que nos hemos propuesto como meta final, es decir, hemos de fomentar una respuesta en forma de rechazo y oposición de la parte contraria, con el propósito de acabar teniendo la sensación ficticia de que es su propia voluntad la que se esta imponiendo.

Uno de los aspectos que hay que cuidar en este sentido es el tono de voz. Es preciso que el tono de voz de la persona ‘’manipuladora’’, ha de sonar como si les fuera imposible oponerse a lo que la otra persona – la ‘’manipulada’’ dice o hace, hasta tal punto que tenga el sentimiento de haber cogido las riendas por sus propias manos, teniendo el control absoluto de la situación.

La escasez es otro punto de ayuda para la psicología inversa. Es básico y de lógica común. Cuando un individuo dispone de algo que es sumamente deseado por un gran número de personas, y además está en escasez, ese algo se convierte en un tesoro y es mucho más atractivo y deseado por los demás, haciendo así la fácil utilidad de la técnica. Las personas dedicadas al mundo de los negocios aplican esta técnica (Técnica de escasez) casi todo el tiempo. Tenemos el claro ejemplo del gigante tecnológico Apple y sus primeros lanzamientos de productos. Al lanzar unas escasas cantidades como primera partida de producto, se formulaban colas y colas antes sus tiendas, de personas que deseaban ser entre los primeros en obtener dicha mercancía, ya que estaban en escasas unidades. Obviamente la empresa de la manzana, aplicaba más de un aspecto psicológico en hacer que el deseo por obtener sus productos sea prioritario e incontrolable.

El ego es otro tipo de procedimiento aplicado como técnica de psicología inversa. Al desafiar alguien ya sea para obtener un proyecto y sus resultados a tiempo o para que un individuo haga un trabajo que se sentía incapaz de hacer. Retándolo, tendrá que cumplir con su aplicación en el caso, ya que inconscientemente no querrá verse como perdedor.

En definitiva, la psicología inversa es una técnica conductista basada en el denominado psicoanálisis trasvestido, que reemplaza las figuras del ego, el yo y elsuperyo, por el niego, el no y el superno. Se utiliza básicamente para convencer a alguien que haga aquello que no creía que puede hacer o simplemente no quería. Bajo mi punto de vista personal, la psicología inversa solo se ha de usar en manos de profesionales, pues hay posibilidad de que perjudique más de una situación personal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *